Trivium + Heaven Shall Burn + Obituary+ Malevolence 07/02/2023, Sala Razzmatazz (Barcelona)

Martes por la tarde y en lo que yo llamo horarios infantiles: Un servidor se dispone a desplazarse a la Sala Razzmatazz 1 del barrio céntrico de Poble Nou de Barcelona, felizmente como un niño cuando sale del colegio y va a sus extraescolares, para ver la gira compartida como co-cabeza de cartel de TRIVIUM y HEAVEN SHALL BURN que nos ofrece la grandísima promotora Route Resurrection Fest . La cola frente a la entrada ya luce bien hermosa a mi llegada y aunque lloviznaba el personal aguantaba como auténticos titanes a que la sala abriera, el contraste de la gente ya pureta y clásica de toda la vida en los bolos, se mezcla con nuevos fanes de generaciones mas jóvenes, esta imagen me alegraba la vista ya que el futuro del metal sin duda esta a buen recaudo. ¡ Que Tuttifrutti mas metalero !

Los geniales británicos MALEVOLENCE tienen la ingrata tarea de romper el hielo, en una Razzmatazz todavía en proceso de llenado. Y qué mejor manera de romper el hielo que tienen los Ingleses, es convertir a los asistentes que había en la sala en ese momento, en auténticos salvajes rompe cuellos con su Hardcore metalizado a lo Hatebreed, todo muy cool y teenager, y con la cerveza ya corriendo por la sala la cosa ya empezó a ponerse muy caliente. Así que todo lo que queda es la introducción practicada a un entrenamiento de gimnasio pero con birra, la banda lo dio todo con muchísima ilusión, encabezados por su vocalista Alex Taylor que corre por el escenario y grita con todas sus fuerzas. Toda una demostración de fuerza y ilusión aunque muy originales musicalmente no son, sin duda dieron un muy buen concierto que despertó a todo el personal.

OBITUARY dieron sin duda una de los mejores conciertos de la noche, no le decepcionaron y sonaron muy potentes y demolieron completamente la sala,  guitarra de Trevor suena en directo con una contundencia total, el hacha de Kenny Andrews te allana con un sonido de clásico death metal realmente muy potente, todo muy sucio y auténtico. Con todo esto, una canción como "Dying Of Everything" se convierte en un festín para los oídos. Donald Tardy, profundamente relajado y entregado, se propone a que cualquiera que salga de aquí con el oído intacto ha hecho algo mal o se apuesto los tapones. La bestia de John Tardy consigue llenar de sonido hasta último rincón de la sala con micrófono o sin micrófono, una autentica pasada. OBITUARY son y serán siempre ya una leyenda del metal extremo y con un directo como el que pudimos ver, hizo que la gente se estremeciera y enloqueciera. ¡Que brutalidad!

HEAVEN SHALL BURN tengo que reconocer que no consiguieron engancharme como otras veces que los he visto. No se que me paso esta vez con su directo, quizás se me hicieron un poco repetitivos, intensidad no les falto y fuerza tampoco pero no conseguí conectar del todo con la experiencia de su directo, pero eso es mi humilde opinión ya que la gente lo estaba pasando muy bien y disfrutando de lo lindo, con muchísima actividad y entrega en toda la sala. La banda lo da todo sobre las tablas, con una energía Duracel total, toda una masacre masacre masiva de HEAVEN SHALL BURN, estos muchachos son realmente simpáticos y enérgicos, sin duda que la próxima vez que los vea de seguro reconectare con los teutones.

Llegaba la hora de los cabezas de cartel. Cuando un concierto empieza con la intro "Run To The Hills" de Iron Maiden ya sabes que nada puede ir mal, me decía un amigo minutos antes de que empezara el grandísimo concierto de los americanos TRIVIUM. Arranco el concierto con una producción súper cuidada y un sonido impecable, con un telón de fondo con motivos de la mitología japonesa, un maravillosamente exagerado telón de fondo colorido con una chaqueta a juego del señor Matt Heafy. Parece que se está produciendo un cambio generacional, por lo que la fracción Newschool de bandas estan empezando a coger las riendas de todo el negocio y poniendo cada vez mas gente en sus conciertos. Mientras tanto, Matt Heafy está destapándose como líder de la banda dando señales inequívocas de su liderazgo y con una comunicación con la gente en varios idiomas, en inglés y en Castellano, hasta algunas palabras en catalán se pudieron escuchar, el frontman supo poner a la sala patas arriba cuando la banda lo necesito. Trivium dieron un concierto sudoroso y a la misma vez muy pulido, se salieron los domadores de dragones de Florida, cada nota se siente a la perfección, por lo que las guitarras afiladas en particular hacen su profunda contribución al show, la bateria sonaba perfecta y limpia como el agua pero dañina como un tifón. Y mientras tanto se podía ver claramente que entre el publico se unió varias generaciones para disfrutar del metal y dar un relevo clarísimo a Trivium a cambio de los viejos dinosaurios.

Crónica: Javi Metal y Fotos: Álvar Luis Gabaldà