Bastardur – Satan’s Loss of Son

Le tenía ganas a este disco. Desde que escuché los primeros adelantos, captó mi atención por su sonido bruto y crudo. Curiosidad que se acrecentó al descubrir que este proyecto estaba involucrado el vocalista de Sólstafir, y que nos ofrecía aquí una vertiente bastante alejada de lo que ahora son los islandeses. Al vocalista/guitarrista se le une Birgir Jónsson para dar forma a este disco. Poco sé sobre él, más allá de su faceta de empresario, pero desde luego, queda claro que le atiza a la batería que da gusto. Veamos que da de sí este corto pero muy intenso disco.

Cuando empiezas un debut con una pista como "Viral tumor", ya dejas claro que no te vas a dejar ninguna as guardado en la manga, porque lo que presenta de buenas a primeras es una torta con la mano abierta de crust-punk vitaminado, con una batería que aplasta todo a su paso, un ritmo frenético y mucha ira. Pero no todo es así, hay cambios de ritmo, hay buenos riffs y muchas ideas y libertad. Tras un inicio más atmosférico "Neonlight blitzkrieg" estalla ante tu mirada atónita, por la contundencia y los juegos de voces. La distorsión se adueña de la pista mientras Aðalbjörn Tryggvason y Birgir se intercambian los alaridos. Un solo muy currado pone el contrapunto a la violencia sónica. El tema título aporta algunas partes melódicas a tanta frustración, hasta que aparece un oasis de paz en el desierto, antes de un final muy sentido. En "Burn" muestran su face más punk/rocker pasada de vueltas, algo así como si Motorhead y At the Gates yacieran en el mismo lecho.

Y puestos a buscar amoríos raros, si Napalm Death y Kvelertak tuvieran un retoño, sería algo así como "The whispering beast". El cambio de ritmo central es absolutamente crujiente y matador. El bajo y la batería dan inicio a la punkarra/hardcore "Black flag fools", muy desatada y que por las voces me recuerda a alguno de los proyectos de Max Cavalera. Vuelven a ponerse serios en "Afturhalds Kommatittir", en su idioma natal, una pista que suena muy reivindicativa y combativa. Y se guardan uno de los mejores riffs para la final "Rise up", que vendría a ser un medio tiempo en su estilo y con un estribillo que será un win-win en directo.

Victoria por KO para este debut del dúo islandés bajo el nombre de Bastardur. Si te molan Entombed, Napalm Death, At the Gates y bandas del estilo, dispara con los ojos cerrados, que acertarás.

X