Them – Return to Hemmersmoor

El miedo y el terror siempre han sido elementos presentes en la música de Them, unas temáticas recurridas para ambientar sus composiciones. Cierran con esta entrega la trilogía que empezaron hace ya unos cuatro años, y le dan una final a esa historia conceptual que han ido hilando durante estos tres discos. Them siempre han tenido su carrera ligada a la sombra de King Diamond. Su forma de entender las tinieblas, los recursos que utiliza su cantante, el atuendo y la parafernalia que suelen llevar en directo y su forma de interpretar el heavy metal, con toques progresivos, thrashys y a veces speed metal, siempre han hecho que la gente los emparente, de manera bastante correcta, todo sea dicho (no en vano se formaron inicialmente como una banda de versiones).

El disco arranca de forma teatral, cuando un carromato se detiene, y u Señor y su lacayo discuten y planean la vuelta a "Hemmersmor", mientras un órgano le da un toque siniestro al encuentro para ir creando ambientación. A partir de aquí, empieza la función con "Age of ascension", donde queda más que patente la influencia del maestro danés en las labores del vocalista Troy Knoor. Un tema veloz con esos falsetes y unos grandes coros. "The tumultous voyage to Hemmersmore" sigue la senda del sonido de su predecesora, con gran intensidad y velocidad, y que podría tener ecos de los Iced Earth de Barlow. La siguiente "Free" es un poco más progresiva, de un ritmo más lento. Personalmente no me acaba de enganchar, pero tiene un estribillo poderoso. "Field of inmortality" empieza dominada por el bajo e instrumentos de viento, y va ganando fuerza e intensidad a medida que se desenvuelve, y presenta una faceta heavy-power con coros épicos y momentos de más garra.

"The thin veil" sirve para rebajar las pulsaciones, creando una atmósfera de terror, y con algunas de las voces más desgarradoras y agresivas del disco, donde vuelve a quedar patente el sonido del Rey Diamante. Un tema muy épico que va creciendo según se desarrolla. Prepárate para mover la cabeza arriba y abajo con "Waken", de grandes riffs y gran trabajo de guitarras metiendo solos y detalles aquí y allá, en la misma onda que "Hellbounds: the harbringers of death", a la que precede "Memento mori", una intro con voces fantasmagóricas y muy ambiental, que ayuda a seguir la historia. El inicio de "Battle blood" es brutal, cercano al thrash, nos trae unos de los inicios más demoledores mientras las cuerdas de las guitarras van arriba y abajo sin parar. "Maestro's last stand" vuelve a combinar esa agresividad de las guitarras con algunas de las voces más agudas de todo el disco. Una batería contundente, y algunos pasajes progresivos, junto a los grandes coros le dan un toque entre épico y siniestro, que va poniendo punto final a la trilogía. Ese honor corre a cargo de la outro "Finis", donde unas voces etéreas cierran el capítulo acompañadas de una guitarra acústica.

Them saben contar historias, y son grandes ambientadores de las mismas. Sus atmósferas y habilidad instrumental van a la par de su habilidad de hilar una trama con sentido, y ponen todo su saber hacer en consesguir contarlas como ellos creen que se deben contar. Les va costar quitarse la sombra de King Diamond, pues está claro que siguen utilizando algunas de sus enseñanzas, pero van un poco más allá. Al fin y al cabo, es uno de los maestros, y probablemente algunos de sus recursos sean estrictamente necesarios para la visión de Them para interpretar y contar historias, pero no cabe duda que ellos intentan aportar su propia personalidad a las composiciones. En definitiva, un álbum horrorosamente disfrutable, que consigue meterte en la historia a base de guitarrazos, contundencia ritmica y elementos teatrales.

X