Smackbound – 20/20

Interesante nueva propuesta por parte de Frontiers, estos Smackbound, banda de finlandia y formada por Netta Laurenne a las voces (quién ya ha colaborado anteriormente con bandas como Lordi, Amorphis, Elvenking e incluso Heavisaurus, Rolf Pilve a la batería (quién también ha hecho sesiones para Stratovarius o Wintersun), Teemu Mäntysaari a la guitarra (Wintersun), Vili Itäpelto a los teclados (Tracedawn) y Tuomas Yli-Jaskari al bajo (Tracedawn). Viendo su procedencia, ya nos podemos hacer que mancos a sus intrumentos no son, y que experencia ya se gastan.

Un disco con varias vertientes, pues empieza muy enérgico, con temas como "Wall of Silence" que podría ser un tema a medio camino de Battle Beast o Amaranthe con los In This Moment más borricos y menos teatrales. "Drive it till you like it" desprende fuerza, pero añade melodía, con unos ritmos muy marcados y con una Netta agresiva a las voces. Dulcemente arranca "Close to sober", con la suave voz de Netta, en un medio tiempo melodioso con algunas partes más guitarreras. "Run" no me acaba de atrapar (personalmente...), con su mezcla de melodía y guitarras duras.

"The Game" saca a relucir todos los colores de la garganta de Netta, que va sobrada de técnica y potencia. Un corte sinfónico y emotivo de enorme grandilocuencia. "Those who burn" tiene un riff muy marcado y vuelve a sonar algo más agresiva, tornándose melódica y dulce, para volver a atacar con ferocidad. "Hey Motherfuckers" tiene un estribillo concebido para el directo. "Troublemaker" aprieta el acelerador para llevarnos a una cita con el diablo, "Date with the devil", tema que no sé porque resuena en mi cabeza pero cantada por Timo Kotipelto, seguramente porque encajaría perfectamente en Stratovarius. Cierra el disco "Wind and water", donde vuelve la faceta más sinfónica de la banda.

No hay duda que la absoluta ganadora de este lanzamiento, es Netta Laurenne, sin desmerecer en absoluto a sus compañeros de banda, pero es que la finlandesa luce todos sus registros con una soltura admirable. También es verdad que el disco es disfrutable y que los temas son amenos, pero por alguna razón, me convencen más en su faceta más agresiva y alejada de la grandilocuencia, quizá por ser un terreno menos explotado...

X