Night Crowned – Hädanfärd

Dark Funeral, Nightrage, Cipher System...está claro que el bagaje anterior de los miembros de Night Crowned no es moco de pavo. Los suecos ya publicaron un primer disco el pasado año con el que mostraron que son capaces de levantarte ampollas en los tímpanos con su blackened death. Han decidido aprovechar el factor sorpresa de su debut, y no han tardado mucho en ofrecernos la segunda parte. La llama sigue ardiendo, y el factor sorpresa no desaparece, si no que se renueva con nuevos elementos.

De forma sutil y tenebrosa empieza el viaje con "Nattkfrönt", que estalla in your fucking face como un trallazo de brutal death, al que añaden momentos oscuros y blackened, como esos coros que acompañan a las voces. Un corte totalmente abrasivo por mucho que añadan momentos melódicos. El cambio de ritmo de la segunda mitad, es una colleja en la nuca capaz de dejarte seco a base de baterías endiabladas y un riff pesado como él solo. Ni los teclados son capaces de alejar ese aura de malignidad cuando las infernales voces de Ken Romlin hacen acto de presencia. El black se apodera de "Rex tenebrae", al que las orquestaciones dan un aire grandilocuente, sin perder un ápice de fuerza y rabia. Brutal el trabajo de Janne Jaloma a la batería. Un tema que por los arreglos recuerda a Dimmu Borgir. La intensidad no tiene pinta de aflojar tras el inicio de "Fjättrad", un tema galopante con momentos más lentos, que sirven para aumentar la carga dramática. Un arranque melódico, da paso a otra tormenta de título "Ett Gravfäst Öde", puro fuego de inspiración black con un resultado totalmente macabro. La pista que da título al disco es un interludio acústico que trae la calma a la primera línea, un corte bello entre tanta malevolencia.

Una belleza sesgada estruendosamente por el ritmo de "Gudars Skymning", en la que Marcus Sunesson y Johan Eskilsson causan estragos oscuros con sus dibujos a las guitarras. Sin atisbo de mostrar falta de vigorosidad, "Människans Förfall", nos ofrece más momentos de blackened death, lascivo e implacable. Si os gustan los momentos inquietantes, no os perdáis "Grått & Ödelagt", con una intro muy atmosférica y teatral, con un gran trabajo de su vocalista que ofrece aquí varios registros. Los diferentes riffs que forman la canción también son dignos de alabanza, y el conjunto de la pista, que es de las más destacadas. El punto final lo pone "Enslingen", donde el salvajismo de apodera de forma implacable de los sonidos extremos, dejando una sensación eufórica de satisfacción.

Soberbio segundo lanzamiento de Night Crowned, que sigue la estela de su primer disco, elevando aún más su categoría a banda a tener muy en cuenta. Impresiona su facilidad para haber compuesto semejante obra en tan poco espacio de tiempo, y como logran el dinamismo necesario en sus cortes para captar tu atención sin saturarte. Encended una vela negra por Night Crowned, y que su llama no se apague nunca...

X