Necrofier – Prophecies of Eternal Darkness

Con "Prophecies of Eternal Darkness" se presenta la banda de Houston Necrofier, al público metálico, y más concretamente, al extremo. Los americanos debutan con este LP de 8 pistas cargado de black crudo y furioso. Lo que empezó siendo un proyecto con dos miembros, ha acabado siendo una banda de pleno derecho, formada por músicos de la escena underground americana. Entre sus integrantes encontramos a miembros de Oceans of Slumber, Night Cobra o ex-Eternal Champion. En 2018 publicaron un EP, y esta vez Season of Mist les ha dado la oportunidad de explayarse en todo su esplendor.

Los ritos maléficos de este disco empiezan con "The black flame burns", una pista muy cruda en la línea de los clásicos del género como pudieran ser Darkthrone o Mayhem. Riffs furiosos y un vocalista de voz rasposa como un estropajo. Los cánticos del final te harán sentir como si fueras una bruja ardiendo en una pira. La siguiente "Darker than the night", discurre por patrones parecidos a la anterior, aunque no tan veloces. Un riff inicial más melódico, da paso a cambios de ritmo y a susurros que relajan el ritmo de la pista para volver a atacar en cuanto menos te lo esperas.  Una lúgubre atmósfera da comienzo a la tercera "Madness descends", en la que Dobber Beverly le da un cruel repaso a su batería, antes de atemperar la pista en un medio tiempo  que estalla cerca del final. Se ponen salvajes de nuevo para entregar "Return to chaos", en las que las guitarras de Larsson y Bokemeyer dibujan una melodía tétrica y fúnebre a base de melodías gemelas, mientras Beverly vuelve a destrozar su kit.

Casi doom es el inicio de "Death comes for us all", que a medida que transcurre va adquiriendo melodía hasta que se desata una tormenta de Black Metal. Tiene uno de los cambios de ritmo más aplastantes del disco en su parte central, con un riff revienta-cervicales. "Unholy hunger" juega con partes veloces y lentas, más atmosféricas, y el trabajo con los pies del batería en algunos fragmentos es estratosférico. Las revoluciones caen en picado con "Betrayal of the Queen", una pieza desaladora y funeraria que destaca entre el resto por ser completamente diferente a lo ofrecido hasta ahora. Y para cerrar "Plague Requiem", un tema totalmente acústico, en el que se suceden diferentes extractos de grabaciones a modo de narraciones, y que queda bastante oscura y siniestra.

Quizá pueda pecar de corto este lanzamiento, pero contiene un buen puñado de temas para hacerte disfrutar si eres fan del estilo. Seguramente, este debut no les sirva para que les abran la puertas del infierno de par en par, pero si funciona para que logren acompañar a alguna banda en alguna gira blasfema por estos lares, no me voy a quejar en absoluto y habrá que entrar pronto en la sala para ver como se las gastan.

X