Libros- Serving the Servant. Recordando a Kurt Cobain

Empezaré diciendo que cuando Kurt Cobain murió yo estaba en plena adolescencia, vivía en un pueblo y en mi habitación había posters de Nirvana

No es una época fácil para nadie y si encima te metes en este rollo grunge, triste, inconformista y depresivo, ya podéis haceros una idea de lo que me afectó  la muerte de Cobain.

El tiempo todo lo cura y, pese a que siempre me ha gustado Nirvana, nunca he querido leer ni ver documentales, libros,entrevistas ni películas , como si de alguien muy cercano se tratase y aún te doliese su ausencia.

Hay tanto escrito sobre ellos, que basta con poner su nombre en internet para encontrar todo tipo de información, documentales, merchandising, subastas. Infoxicación lo llamaría yo.

Por suerte para mi atormentada existencia juvenil, tenía un amigo que me cruzaba en las escaleras de las clases de repaso, que me grababa cintas.  Entre ellas, Master of puppets de Metallica y el Cowboys from hell de Pantera y gracias a él, enterré mi halo triste y grunge.

Recientemente me enteré que se había publicado un nuevo libro sobre Kurt Cobain y , por primera vez, tuve ganas de leer algo sobre él . Lo cierto, es que no podía estar más contenta de haber escogido este libro puesto que lo ha escrito Danny Goldberg, quien fuera manager y amigo de la banda desde el 90 hasta el 94.

Danny explica con cariño y sumo tacto cómo estaba la banda cuando dieron el salto a la fama con Nevermind hasta la muerte de Kurt.

En su prosa vemos cierto paternalismo, afecto y algo de impotencia por no haber podido evitar lo inevitable, como pasa siempre a las personas que rodean a un suicida.

Goldberg menciona que el paso de los años nos hace confundir la realidad con la ficción y que la memoria nos juega malas pasadas. Por ello, ha contado con la ayuda de Krist Novoselic, Courtney Love y demás amigos y gente que rodeó a los músicos. Tal vez se  echa en falta alguna intervención de Dave Grohl al que  simplemente se menciona,  pero que no aporta ningún comentario sobre aquella época.

Me gusta la manera en la que cuenta la historia, porque enseña aspectos de la industria musical la mar de curiosos, el papel de su abogada, el de él como manager y la influencia de la banda para su mujer y sus hijos. La personalidad de Kurt Cobain, al que confiere cantidad de adjetivos calificativos de todo tipo- buenos y malos- y al que llama yonki desde el más profundo amor y respeto.

Más que un libro sobre Kurt dá la sensación que Danny necesitase escribir estas palabras sobre la banda que más le marcó- fue manager de Led Zeppelin- así que tampoco era un mindundi, pero claramente lo que vivió con Nirvana y  formar parte de la historia de la música le marcó profundamente y eso se nota en su escritura.

Reitero, no he visto ni leído nunca nada más allá de lo que viví en mi época adolescente con Nirvana, así que, no puedo comparar este libro con otros que se han escrito como el Come as you are (de Michael Azerrad) que seguramente es fenomenal, pero para mí , este Serving the Servant, ha sido el viaje catártico de una chica de la generación X.

 

Nirvana – Serve The Servants

X