Exessus – Asynapse

Los barceloneses Exessus vuelven a hacer acto de presencia con el lanzamiento de su segundo álbum titulado "Asynapse", cinco años después de editar su disco de debut. Ya se ganaron algunos buenos comentarios tras editar "Time in Coma", que así se llamaba el disco en cuestión, por su personal manera de mezclar el thrash metal más genuino con elementos más típicos del heavy clásicos y algunos toques más modernos. Puede que el cuarteto acabe encasillado en el saco de bandas thrash, pero si rascas, verás que su música va un poco más allá. Grabado en los Amplifire Studios de Hospitalet de Llobregat, contiene 13 temas que muestran sus variadas y heterogéneas influencias.

El pistoletazo de salida lo da "Bloodshed", tema publicado como adelanto, y que empieza con un ritmo muy marcado y netamente thrasher, pero en el que ya podemos apreciar la inclusión de contrastes en las voces y momentos más clásicos en sus ritmos y guitarras. En "Oblivion" nos reciben con un buen bajo y un ataque riffero acompañado de una incesante y martilleante batería y unas voces algo más agresivas que en el corte anterior. Los coros old school hacen acto de presencia en varios momentos, así como algunos momentos acústicos que ayudan a resaltar el aire desafiante de la pista. El final es perfecto para mover la cabeza a discreción. El tercer corte es "No king", con un inicio tremendamente acelerado y muy próximo al speed. Unas guitarras realmente trabajadas, y un bajo bien apreciable, llevan las riendas de este tema con elementos progresivos. Un épico inicio a las guitarras da paso a "Paths", uno de los temas más diferentes, que por momentos podría recordar a bandas como Bullet for my Valentine. Aquí predominan las melodías accesibles y las voces suaves, con estribillos más radiofónicos. También hay lugar para momentos más duros y enrevesados, de sonidos más actuales. Como si de un tema de Pantera se tratara, empieza "Strenght", con unos acordes de bajo. Este quinto corte tiene mucho groove y hasta los solos recuerdan a los que se marcaba Dimebag. Las veloces guitarras vuelven a hacer acto de presencia en "Inner parasite", con la sensación de haber escuchado temas muy diferentes entre si hasta ahora. Los barceloneses se centran en el thrash pero es bien cierto que dentro de este mismo estilo tenemos muy diferentes ejemplos, y aquí vuelven a hacer gala de ello. Tan pronto beben de Kreator, como de Nuclear Assault o Anthrax. "Singular" vuelve a aportar mucho músculo a su sonido, un tema más pesado con un estribillo accesible de melodías modernas y voces limpias.

Llegados al ecuador, nos sorprenden las primeras notas blueseras de "Voyager", una balada en toda regla con un sonido totalmente alejado del ofrecido hasta ahora, en el que añaden momentos de dureza en los momentos precisos para enfatizar que siguen siendo una banda thrasher. En "Leaving" nos muestran otras cualidades, como su nivel técnico a la guitarra acústica. Es un tema corto e instrumental de gran belleza facturada con sumo gusto. Un rayo de luz entre tanta violencia. "Old chains" es una de las que más me ha gustado, por ese ritmo tan marcado y ese riff tan conseguido en su parte principal. Cercanos al final encontramos un tema extenso que supera los 12 minutos, y en los que encontramos un resumen de todo lo escuchado hasta ahora. Aquí encontraremos músculo, melodía, groove, acústicas...todo bien aderezado y colocado para cerrar el círculo de su personalidad. Para cerrar, se han guardado la animada "Welcome to the hole", otra de mis favoritas del plástico, una de las más intensas y que debería ser protagonista de los pogos más violentos en sus directos, en la que hasta por momentos parece que rapeen los versos. Al final de la pista hay una especie de tema eléctronico en la que se repite el nombre de la banda y que quedaría muy vacilona para sus intros de los directos (si es que no la utilizan ya, no he tenido la oportunidad de comprobarlo todavía).

Momento ahora de mi sincera opinión personal. El disco discurre ágilmente, con momentos realmente memorables, y es su variedad estilística la que te mantiene entretenido durante toda su reproducción. Es por su variedad estilística por la que conseguiran que cada oyente tenga sus propios momentos reseñables, y no tienen porque ser los mismos para todo el mundo. Tal vez el thrasher más purista arquee una ceja en más de una ocasión, pero peor para él. Como comentario off the record, si que noto que en algún momento puntual le falta algo a las voces, que le daría ese plus que mi oído echa en falta, pero esto es una apreciación personal.

Por cierto, si os quedáis con ganas de más y el 10 de Diciembre os pilla por Barcelona, no os perdáis la presentación del disco en directo, en la sala Bóveda junto a Red Elm.

X