Dynfari – Myrkurs er þörf

Los islandeses Dynfari, tenían previsto el lanzamiento de este su cuarto álbum para abril, pero no han sido pocas las bandas que han pospuesto sus lanzamientos debido a la pandemia. Así este "Myrkurs er þörf" (Darkness is Needed) acaba de ver la luz. Escuchando su propuesta me viene a la cabeza una pregunta: ¿Puede el black metal ser sutil y delicado, con composiciones sensibles y emotivas? A priori, la respuesta debería ser un rotundo no. Pero si coges elementos de ese género y les aportas tu propuesta, ya juegas en otra liga. Tampoco es que Dynfari se puedan englobar en ese género, pero si que algunos riffs o pasajes ambientales recuerdan bastante al estilo. En este mundo ansioso de etiquetarlo todo, Dynfari son de esas bandas que añaden un "post" a cuál sea el género que practican, en su afán de ir un paso más lejos. 

Sus composiciones alternan riffs densos con pasajes bellos, y la desgarradora voz de su vocalista Jóhann Örn. Escuchad el primer tema instrumental, y decidme si no es delicado e intenso...La siguiente "Langar nætur (í botnlausum spíralstiga)" es dolorosamente poderosa, la voz de Örn te araña el alma. El tema título es de los más duros, con una batería contundente. Guitarras densas y graves con mucha distorsión nos encontramos en "Eg falma gegnum tomi?", que sin embargo, presenta pasajes muy melódicos, fruto de contar con tres guitarristas. Llega "Svefnlag", a modo de interludio, sutil, sensible, delicado y conmovedor, aunque con un toque oscuro, y da paso a "Ég tortímdi sjálfum mér" en la que las voces limpias y guturales se van sucediendo, mientras la batería va subiendo en intensidad el tono de la canción para llegar a una de las partes más aceleradas, y acabar en un tema casi doom funesto.

"Peripheral dreams" es una de las más intensas, y que rompe con el ritmo general del álbum, al dotar al tema de más velocidad, con una batería crujiente y unos riffs muy black. El tema es larguísmo (de más de diez minutos), y encontraremos pasajes atmosféricos con voces limpias, y otros más hirientes y profundos. Cierra el disco "Of suicide and redemption", un tema intenso con aires melancólicos, con oasis de paz y calma, que tornan en pantanos fangosos y asfixiantes.

Sensación agridulce la del álbum en general. Me quedo con la sutileza y la belleza de las composiciones, con ese toque suyo que le dan entre todos, y la personal voz de su cantante. Pero por otro lado, la producción de estas bandas con esos sonidos tan graves, me sumen en un letargo importante al homogeneizar tanto el sonido de la mayoría de las pistas. Es un álbum que hay que degustar, y si te atrapa su sonido, seguro que lo hará por mucho tiempo.

X