Dira Mortis – Ancient Breath of Forgotten Misanthropy

Los polacos Dira Mortis llevan en activo desde 1998, pero no han sido muy prolíficos a la hora de publicar álbumes, pues este "Ancient Breath of Forgotten Misanthropy" es apenas su tercer disco en sus más de 20 años de carrera. Con la manipulación de la religión sobre la humanidad como hilo conductor, entregan 7 temas de Death Metal técnico que deja muy buen sabor de boca. Una llamada a la resistencia que alienta a no caer en la sumisión de palabras vacías a través de un sonido depravado, malvado y oscuro.

El álbum da comienzo con una instrumental bajo el título de "Legions heading for eternity", con un aura eclesiástica pero tremendamente oscura y que sirve para ponernos en situación del alegato. La cosa se pone seria de repente con "Worship the terror of madness", en el que ya podemos apreciar totalmente su sonido de guitarras densas y pensadas y baterías contundentes. Los riffs técnicos se suceden sin parar mientras Vizun aplasta su kit y Kuba Brewczynski muestra su variedad de guturales y chillidos. Pero no todo es brutalidad extrema, pues también ha pasajes lentos y tormentosos de tristeza y desesperación. "Sepulchral maniac" contiene brillantes detalles técnicos a las guitarras, mientras "Twilight of divine purgatory" añade un poco de melodía y múltiples cambios de ritmo. Con un lento y pesado arranque da inicio "The falling majesty of abomination", en el que las guitarras  de Leszek Makowiecki y Mścisław sostienen lamentos hasta el infinito hasta que Vizun vuelve a dar el pistoletazo de salida. "Forward to the abyss of mishanthropy" te eriza el bello con esos trabajos de guitarra inmaculados que se retuercen en el abismo, acompañando a la profunda voz de Kuba, y es una estupenda manera de cerrar el álbum junto a "The altar's fall", que sirve de outro.

Un álbum en el que la banda ha optado por temas largos que les permiten decir todo lo que tienen que decir. Se toman su tiempo para presentar las canciones y eso hace que todo el conjunto rezume coherencia. Todo ello acompañado por un sonido brutal, con unos tonos particulares, que sirven para contar la historia envuelta en un halo de misterio y tinieblas, mientras la llama que han encendido se va apagando hasta dejarnos en la más absoluta oscuridad.

X