Deviltook – Heretic Manifesto

Con el ojo puesto en las frías tierras del norte de Europa, Deviltook llegan dispuestos a helarnos la sangre con su segundo larga duración. Tras editar en 2020 su debut "At war with gods", han tenido un par de años para afilar sus armas y perfeccionar su ritual pagano. Grabado desde distintos puntos de la geografía española, va a ser bastante difícil conseguir verlos en directo, pero eso les da todavía más un aire místico y etéreo.

Tras una intro de apenas unas notas, Deviltook desatan su blasfemia de black metal a ritmo de "Negativity and rejection", que tras unas breves narraciones, nos muestra sus cartas rápidamente. El sonido es el esperable de una banda underground, y del propio estilo. No esperéis aquí una super-producción a lo Dimmu Borgir, porque ese no es su objetivo. Lo suyo es más Carpathian Forest y Darkthrone. Riffs típicos de black metal y sonido sucio, oxidado y chirriante. Otra buena muestra es "The theosophical awakening", con un esquema muy típico del género, aunque el cambio de ritmo en el ecuador se salga de los estándares.  La voz de Mark Berserk cumple con creces, con unos alaridos y entonación muy oscuras y convincentes. "Pagan Roots" muestra una de sus facetas más siniestras, y exprimen todo su potencial blasfemo en la acelerada "Indoctrinated". A estas alturas ya podemos apreciar que Deviltook no se salen mucho de sus esquemas, y no es que arriesguen mucho, más allá de algunos cambios de ritmo.

Cantos paganos nos reciben al inicio de "Wolves of Kali Yuga", rápida y maléfica, con una partel central todavía más alocada. El azufre se adueña del ambiente con la ácida "Adventum Lucifer", el tema en si puede parecer simple pero la oscuridad que desprende no hace presagiar más que el recibimiento que el señor cornudo merece. En "Non serviam", Berserk canta un poco más profundo y agresivo, tras mostrar un registro bastante homogéneo desde el inicio de la reproducción. En el ecuador, uno de los cambios más logrados del plástico, de esos que te erizan el vello por la ambientación que consiguen. Para mi, uno de los momentos más destacables hasta ahora. "Against the modern world" es una de las pistas más veloces, aunque en su segunda afloja un poco. Acaban con "Doomed by the snake", que se sale de lo escuchado hasta ahora, con unas guitarras que suenan casi rockeras, aunque luego el corte se vuelve más melódico, para acabar de forma desquiciante. Me doy cuenta ahora también, que quizás abusen un poco de ese doble bombo tan a todo trapo...

Vamos a darles una oportunidad a Deviltook, claros exponentes de un género no muy explotado entre nuestras fronteras. Con un sonido muy encasillado en lo que dicta el género, es difícil sobresalir si no es con unas composiciones perfectas (si es que eso existe...). Si el negro es tu color y adoras el mal, deja que te pongan banda sonora a un dia oscuro y lluvioso como el que tengo yo mientras escribo esto.

X