Cult of Lilith – Mara

Tenía ganas de escuchar este disco, pues de un tiempo a esta parte, no paraba de ver promos y anuncios de Cult of Lilith por todas partes, así que queda claro que alguien confía en ellos o piensa que tienen algo que decir. Con sólo un EP a sus espaldas, publicado hace ya algunos años, me sorprendía tanta difusión de su disco debut, así que las expectativas eran altas. No me gusta mucho escuchar temas de adelanto, ya que te puedes hacer una idea preconcebida del conjunto, y rara vez un sólo tema puede representar a todo un álbum. No os lleve a equívoco la portada, pues aquí no encontraréis Death Metal old school, sinó más bien un Deathcore o un Death Metal modernizado.

Si algo queda claro de inicio, es la producción de los temas. Un sonido pulcro pero potente que te atiza en la jeta nada más empezar la reproducción. El inicio espejismo con ese clavicordio, te deja ojiplático antes de te llegue el primer impacto. "Cosmic Maelstrom" te lleva directo a la lona a base de agresividad y múltiples cambios de ritmo. El machaque a la batería es brutal y deben haber tenido que cambiar los parches al finalizar la grabación. Pero es que además contiene unos solos rápidos y certeros. "Purple tide" crea una atmósfera envolvente con esos synths de ciencia ficción y unas guitarras más pesadas. La voz de Mario Infantes muestra diferentes registros aquí, sin salir de los guturales, tiene unos matices más "suaves" y melódicos. "Enter the mancubus" pisa el acelerador con un ritmo desquiciante, y unas guitarras afiladas. El trabajo a la batería de Kjartan Harðarson no deja de ser aplastante durante todo el disco.

Respirad hondo y coged aire en el inicio de "Atlas", un tema más instrospectivo con voces limpias que arranca a partir del minuto con unas guitarras más pantanosas que te sumirán en el lodo. "Comatose" contiene múltiples cambios de ritmos, sin dejar de lado la agresividad como denominador común del disco, hasta incluye algunos pasajes medio recitados-medio rapeados que quedan la mar de siniestros. La siguiente "Profeta Paloma" (curioso el título...) es otro embite de velocidad con partes melódicas. Ojo al interludio aflamencado en el minuto 3, para quedarse a cuadros. A la lona de nuevo con "Zangano" (cuidado que ya llevamos unos cuántos KO's), batería apisonadora, interludios con el bajo y unos solos de aúpa. Cierra el disco "Le soupir du Fantome", con un inicio acústico tenebroso, un teclado y unos coros eclesiásticos-operísticos. Pero no, no nos iremos de rositas, y el último tema es otro puñetazo en la mesa, más atmosférico si, pero agresivo por igual.

No puedo mostrarme más que gratamente sorprendido con su disco debut, y la manera en la que conjugan tan bien tantos estilos diferentes, sin hacer chirriar en ningún momento esas disparidades de sonidos, ni hacer que esos cambios de ritmo parezcan forzados. Esperaré ansioso a ver que más son capaces de ofrecer en el futuro, y a ser posible, a ver como defienden todo esto en directo. Puede ser un espectáculo!

X