Bleeding Darkness – Rise of the Tyrants

Seguro que tras darle al play, nunca diríais que Bleeding Darkness son de Tarragona. Pues bien, ya va siendo hora de derribar esos esteoreotipos y empezar a confiar más en el producto hecho en nuestras tierras, porque cada vez son más y más las bandas que luchan por derrocar ese muro. Los tarraconenses ofrecen un producto muy internacional en el que lo primero que te golpea es la calidad sonora de su nuevo EP. Formados en 2012, fué en el año 2014 cuando lanzaron un primer EP, para luego desaparecer hasta este pasado Junio, en el que nos ofrecían este segundo trabajo de desquiciante deathcore. En este plástico encontramos 4 cortes, a cada uno más brutal que el anterior, y que vamos a desgranar como buenamente podamos, porque hay mucha chicha.

El primer corte de "bienvenida" a su sanatorio es "Reletless severings", todo furia desatada perfectamente sonorizada. Toda una manera de agitar tu cuerpo a base de riffs incisivos y baterías tremebundas, con la corrosiva voz de su líder comandando el plantel. La vertiginosa velocidad sólo se ve truncada en momentos puntuales por la aparición de solos que tal vez no esperarías. El segundo corte pone título al trabajo, y no esperéis que la intensidad baje un ápice, porque Bleeding Darkness no están aquí para ofreceros baladas emotivas. Lo suyo es triturar y machacar sin miramientos, y os aseguro que no los van a tener. Dentro de su endiablada demostración de vigorosidad y energía, hay que destacar los muchos detalles técnicos que incorporan a sus temas, y en este tema podemos encontrarlos a espuertas. Sonido moderno si, pero extremo a más no poder. En el tercer corte, encontramos algo más de melodía e influencias del death melódico más sueco. "Blood in Blood out", no deja de sonar extremo y brutal, pero hay momentos para otros elementos como esos punteos tan característicos de la escuela del norte. Hasta las voces suenan menos desquiciantes, sin dejar de lado los growls, aunque mostrando una faceta más clásica. Momentos Dark Tranquillity aportan el toque diferencial con las dos primeras pistas. Pero ojo, porque su vena más desequilibrada vuelve a presentarse en la última "Unleash his fury", con unos cambios de ritmo aplastantes a velocidades sobrehumanas y momentos en los que aflojan el ritmo para reírse de tu agonía. Un final brutal para un EP breve, conciso y a piñón en el que van a lo que van, que no es otra cosa que tumbarte de un sólo golpe. El knockout está asegurado.

Bleeding Darkness han vuelto en plena forma, y ponen en manifiesto que son capaces de lidiar con cualquier banda del género. Como un elefante en una cacharrería, los tarraconenses encaran su vuelta con paso firme y seguro, demostrando que lo extremo no está reñido con la variedad. Si tuvieran que caldear el ambiente para Aborted o Benighted, tanto los belgas como los franceses deberían andarse con cuidado a que no se les comieran la tostada.

X