The Dogs d’ Amour – In the Dynamite Jet Saloon

The Dogs D'Amour - I don't want you to go

The Dogs D'Amour - How Come It Never Rains

The Dogs D'Amour - Sometimes

En el año 88 yo ni tenía criterio musical, ni edad, ni conocía muchos de los grupos que habían influenciado a estos Dogs d'Amour. Es más, me compré el disco (por cierto la edición con vinilo de color verde), simple y llanamente por la portada. Era bastante habitual, también lo hice con muchos otros. A veces acertabas, a veces la cagabas, esa era parte de la magia de la era pre-internet. Pensé, sinceramente, que serían como Poison o L.A. Guns, pero más feos.

Es la única portada de todos sus discos que no cuenta con un dibujo de Tyla, imagino que idea de la compañía. En su lugar, aparece las 4 fotos de los miembros de la banda enmarcadas. Personalmente, me recuerda horrores al “Look What the Cat Dragged In” de Poison.

Pero aquí, lo que había eran unos chorritos de Faces, de Hanoi Rocks, de Johnny Thunders y sus Heartbreakers, de Stones, todo ello bien regado por abundante cerveza y whisky de su pub local. Con un look entre piratas, Oscar Wilde y los Stones, similar a sus contemporáneos The Jacobites.

La voz cazallera de Tyla, que de dulce y harmoniosa no tiene nada, hace que ya de primeras el grupo de alejara de golpe de los grupos de sleeaze angelinos. Y haga que te acuerdes más del borracho de la esquina que de Steven Tyler.

En las letras tampoco nos encontramos nada del sol y la alegría californiana. Sino que son puros poemas de desamor, regados de tristeza alcohólica. Y son tanto sus letras, como la característica voz de Tyla, lo que hace única a esta banda.

El grupo que grabó esta maravilla estaba formado por Jo Dog a la guitarra, Steve James al bajo, Bam Bam (Maurice Ross) a la batería y Tyla (Tim Taylor) a la guitarra y voz.

No hay un solo tema de relleno o que sobre en este álbum, que se abre con el tema “Debauchery”, ¿podríamos traducirlo como Libertinaje?, el título es una clara definición de la banda y toda una declaración de intenciones.

Para mí uno de los mejores sino el mejor tema de los Dogs es este “I Don’t want to you go”. Fue su primer vídeo que, visto con perspectiva, es toda una cutrada que quita la magia de la canción (Tyla con su camisa de chorreras y su abrigo corriendo detrás del autobús, puedo ser yo a las 8 de la mañana de camino al trabajo intentando no perder el bus).

“How come it never rains”. Baladón mojabragas de la vida. Si rondas los 40 y no te la grabaron o la grabaste en una TDK, siento decirte que te ha faltado amor en la adolescencia.

“Last bandit” y ese aullido inicial. Y tanto que parecían bandidos. Yo estaba obsesionada con el collar de huesos de Steve James al más puro estilo caníbal.

Sigue “Medicine Man” y “Gonna Get It Right” que tiene una de las mejores frases del rock “God created woman but the devil invented the blues”. Pero además, la canción tiene frases de empoderamiento que ya le hubiera gustado escribir a la vecina rubia: “Oh, his tears, are much more than he can afford, You are everything to that guy, Everything in the world , Don't waste your time feelin' down, put on your new boots and get yourself out on the town”.

Everything I Want” Simplemente maravillosa, destacando la armónica y su estribillo pegadizo. Mientras en “Heartbreak” destaca el piano.

Billy Two Rivers” es pura canción de cantina y pub. Thin Lizzy estarían orgullosos.

Con un saxo a lo Hanoi “Wait Until I'm Dead”. Si me hubieran dicho que Michael Monroe había colaborado lo hubiera creído.

Las ediciones en CD tienen 3 temas extras que no aparecían en el vinilo original:

Sometimes” es un medio tiempo con un estribillo coreable, al que sigue un tema que se mantiene prácticamente fijo en los set-lists de sus conciertos “Kid form Kensignton”, convirtiéndose en un clásico de la banda. Y “The State I’m in” un triste lamento para cerrar el CD.

A partir de esos años la banda giro sin para y realizando diversas actuaciones aquí. Destacaría el concierto sold out de KGB, la actuación en la Telecogresca (una de las peores experiencias en cuanto a conciertos, no por culpa de los Dogs, sino de la purria borracha que pululaba allí) y la de la desaparecida sala Standard.

En cuanto a porque triunfaron tanto los Dogs en España, yo lo tengo claro, además de porque aquí todo lo que huela a bar nos chifla, la principal razón es porque vinieron a tocar. ¿Cuántas bandas de sleeazy tocaron en nuestro país en aquella época? Pocas muy pocas. Ni L.A. Guns, ni Motley Crue, ni Poison, ni Warrant, ni Tyketto, se pasaron por aquí. Así que, los Dogs fueron lo más cercano a esa escena que tuvimos muchos en esa época.

X