Platinum Overdose – Back for the thrill

Cosas que se nos quedan en el tintero...Tras el buen sabor de boca que dejaron con su álbum debut "Murder in high heels", y aunque ya han pasado casi seis meses desde su lanzamiento, no podíamos dejar de reseñar este pedazo de álbum que es "Back for the thrill". ¿Qué tiene el hard rock y metal ochentero que tanto nos gusta? Será el buen rollo que destilan sus composiciones, sus ganas de diversión...vete a saber! La cuestión es que estos angelinos saben lo que hacen y lo hacen estupendamente. Un disco que da color a unos tiempos oscuros y que te hace esbozar una sonrisa y rememorar esas noches locas con los amigos en un garito cualquiera, mientras los altavoces escupen purpurina y de los sprinklers anti-incendios sale laca.

A cardarse el pelo, ponerse las mallas marcapaquetes y asaltar el Sunset Blv. es a lo que invita "Psycho Suzi". Destila sonidos 80's y es todo un cañonazo hardrockero. Y si el tema anterior te pareció ochentero, espérate a la sobredosis de "No way out", un himno radiable de la mejor época, con sus coros y un riff de órdago a medio tiempo que es puro rock americano de la mejor cosecha. No te sientes que no vale la pena, sigue de pie y baila al ritmo de "Rockin' America", otro himno de carretera que destila melodia y que hace unas décadas habría puesto estadios en pie a su ritmo. A estas alturas, deberías estar saltando por el salón, mientras tus vecinos empiezan también a hacerse fans de Platinum Overdose, porque seguramente no hayas podido evitar subir el volumen un poco más. La siguiente "Give the night away" sigue la estela de esos mega-hits dulces y melódicos que tantos éxitos trajeron a bandas como Poison, Firehouse o Dokken. Más cruda y callejera suena "Back in your city", con un estribillo ultra-melódico, pero que huele un poco más a cuero.

El disco se acerca a su fin, pero ojo que la cosa no decae con la vacilona "In love with Jinkie", un tema algo melancólico pero que acaba haciendote sacar una sonrisa. "Rock Brigade" es una versión del tema incluído en el debut de Def Leppard de 1980 "On Through the Night". Un buen tema, pero que quizá no haría falta, dada la facilidad que tienen para escribir temazos, y la corta duración del trabajo. Se habría agradecido la inclusión de otro temazo, y la versión como bonus. Cierra el disco por todo lo alto "Nights that never end", que es lo que nos gustaría con más discos así.

Ganas de mucho más de esta banda, tras este trabajo tremendamente adictivo por sus melodías, sus ganchos y sus enormes composiciones. Una estupenda manera de volver al final de la década de los 80 pero sin sonar retro, trayendo lo mejor de aquellos años a la época actual. Dejaros llevar por su magia e imaginaros saliendo del Rainbow para ir al Whisky-a-go-go a liarla parda.

X