Naglfar – Cerecloth

Los Black Metaleros suecos Naglfar, están de vuelta después de un paréntesis de ocho años, los vástagos más oscuros de Umeå regresan con su séptimo álbum, titulado 'Cerecloth', toda una declaración de pura esencia Black como si en los 90 estuviéramos.

"Cerecloth" es un disco de gran sonido con una masterizacion de lujo sin perder ni un ápice de fiereza y con un estilo muy autentico, muy 90's. Producido por el propio guitarrista de la banda, Marcus Norman en Wolf’s Lair Studio, mientras que el legendario Dan Swanö en Unisound realizó las tareas de masterización.

Como he dejado bastante claro, hay muy pocas sorpresas en "Cerecloth". Ritmos explosivos y feroces, riffs diabólicos y rápidos como un disparo por la nuca, voces venenosas cortesía de Kristoffer W. Olivius y esas heladas casi melódicas (por su adicción) guitarras de Norman y su compañero de sección de seis cuerdas Andreas Nilsson, fuerza y oscuridad.

Entrando en el cuerpo del disco, "Horns" es una de esas canciones divertidas y que explosiona, muy típica de los suecos. Tiene un ritmo galopante que te entra por vena directa, melodías más instantáneas y unos grandes solos de guitarra la conjuran. Luego está ‘Like Poison For The Soul’ que respalda su título con un sonido gótico y con una entrada de bajo imperial, la atmósfera oscura se filtra poco a poco en la composición. "Necronauta", que suena melódica oscura y melancólica me recuerda a My Dying Bride, al menos hasta que suene la voz. La sensación melódica es total y la tristeza se apodera de todos tus sentimientos.

Salvo las excepciones antes mencionadas, el metal extremo realmente es el enfoque de Naglfar en este disco, como nos tiene acostumbrados. Simplemente escuchando la canción que da título al disco y lo abre, en cuestión de segundos, el oyente está rodeado por una ráfaga de riffs de velocidad endemoniada y un incesante doble bombo de la batería que destrozara tus pensamientos de manera violenta. La naturaleza frenética de la canción es casi implacable durante los cuatro minutos que dura, con violencia marca black metal pura esencia.

Me encanta 'Vortex Of Negativity', tema implacable que te castiga severamente con su sonido brillante y épico. "Cry Of The Seraphim", gran tema que me recuerda mucho a Dissection en su ultima etapa.

Este ‘Cerecloth’ es un estallido de autentico Black metal violento y asesino con esa pura esencia que el estilo requiere, el álbum que se esperaba de Naglfar y que los fanáticos incondicionales de la banda y el Black Metal han esperado fervientemente.

Violencia sonora y alma putrefacta para el retorno de estas leyendas.

X