MARILYN MANSON – SALA BIKINI (Barcelona, 8 de Diciembre de 1996)

Hubo un momento en que la banda Marilyn Manson, porque en aquel momento aún era una banda y no solo un individuo, sembraba el caos y la controversia allá donde pasaba. Mucha gente, viendo el actual estado del Sr. Manson, ni entenderá, ni podrá hacerse una idea de lo que aconteció en aquella gira de pequeños recintos del “Dead to the World”. Os recomiendo un visionado al  VIDEO que sacaron en 1998 de la citada gira, aunque se trata ya de grandes recintos.

La banda que nos visito estaba formada por Marylin Manson, Zim Zum a la guitarra, Twiggy Ramirez al bajo, Madonna Wayne Gacy a los teclados y Ginger Fish a la batería. Si bien con la entrada de Zim Zum se rompió la regla de utilizar el nombre de una mujer famosa unido al apellido de un serial killer, la banda aún mantenía su esencia. Hacía poco más de un mes que acaban de sacar su obra cumbre “Antichrist Superstar” (nunca sabremos cuanta parte de Manson y cuanta de Reznor tiene) pero es España aún no había pegado fuerte.

Yo debo agradecer, a los vídeos de MTV (Lunchbox) y, sobre todo, a aquella maravillosa tienda de la calle Comtal llamada “7 pulgadas”, el haber conocido a la banda con su disco anterior “Portrait of an American Familiy”. Pero, no tenia ni idea de la barbaridad de concierto que veríamos.

Patrocinado por el programa musical de TV3 “Sputnik” (cuando la TV aún emitía música y sorteaba entradas de conciertos) y con un aforo muy limitado en la sala Bikini, hizo que se colgará el cartel de Sold Out en unos días.

A nuestra llegada a la sala pudimos ver a Ginger Fish y a Zim Zum departiendo tranquilamente con la gente. Para que os hagáis una idea del estatus de la banda en aquel momento.

El concierto se abría con “Angel with the scabbed wings” y aparecía un delgadísimo y blanquísimo Manson vestido con una especie de corsé blanco, vendas, ligero y medias que se desgañitaba como un poseso y se golpeaba con el micro sin piedad. Sin respiro un “Get your gunn” con el que la gente se volvió loca. Empujones, pogos, parece imposible ahora pero en aquella gira os aseguro que la banda era una brutalidad. Imagino que sería como ver a Alice Cooper e Iggy & The Stooges en los setenta o W.A.S.P. en los 80.

Twiggy babeando y moviéndose como un demente, los movimientos espasmódicos de Manson, la locura de Gacy. Había muchísima teatralidad, pero también mucha rabia y ganas de comerse el mundo. Querían impactar y sabían cómo hacerlo, lluvia de escupitajos, autocortes (en esa gira aún eran reales, en la siguiente visita ya eran fakes), el momento pulpito, la iluminación, el destrozo de la batería y creo que del batería también. No inventaron nada, otros ya lo habían hecho antes, pero en aquel 96 en pleno final del mal llamado “grunge”, no había nada parecido a nivel masivo. Es cierto que, bandas como Genitortures, estaban explotando la misma onda de recuperar el shock rock, pero a un nivel más local y underground.

Siguieron con “Dogma”, “Dried up, tied and dead to the world”, “Tournique” y la locura de “Lunchbox”.

La versión de “Sweet Dreams (are made of this)” de Eurythmics no hizo que la gente se tranquilizará. Manson era un personaje imprevisible y no podías apartar la mirada ni un segundo.

Siguieron con “Irresponsible Hate Anthem”, “Minute of Decay” y “Little Horn”.

En aquel momento Manson también tocaba la guitarra en algunas canciones, dándole más contundencia a los temas. Y ya veis que el setlist era espectacular.

Con el single “The beautiful people” la sala explotó cantando cual posesos su famoso estribillo. Acabando la primera parte con un poco más de tranquilidad tocando “The reflecting God”.

Para los bises se decidieron por “Cake and Sodomy”, “1996” y cerrando con “Man That you Fear”.

Volvía a ver a la banda en la continuación de la gira en grandes recintos, concretamente en el polideportivo de la Vall d’Hebron de Barcelona y el festival de Reading de 1997. Y si bien, fueron buenos conciertos, ya se había perdido la magia de ver a una banda con la rabia, la improvisación y las ganas del concierto que nos ocupa.

Tengo un enorme cariño a ese concierto porque lo disfrute de verdad, porque soy de las que piensa que la primera vez que ves a una banda es la más especial y sobre todo porque de verdad pensé que estábamos ante una nueva gran banda, que sería el relevo de los ya mencionados Alice, Iggy, Blackie, pero es evidente que me equivoqué.

No he encontrado ningun video del concierto de Barcelona, pero si que hay uno de la sala Bataclan de Paris justo del día anterior para que os podáis hacer una idea.

 

X