Héroes: Silencio y rock & roll

Vaya por delante que nunca fui, ni soy, fan de Héroes del Silencio por lo que espero poder hacer la crítica del documental de Netflix sobre la banda, de una forma lo más neutral posible, alejándome del fenómeno fan.

El documental que ha sido dirigido por Alexis Morante,  cuenta con la participación de los miembros de la banda y diferentes colaboradores, entre ellos su exmanager y el excelso productor Phil Manzanera, entre otros.

Desde mi punto de vista, lo más destacado es el material de archivo de los primeros años del grupo (que personalmente no había visto nunca) y los directos de sus años de gloria. También es de agradecer el orden cronológico del documental para aquellos que no somos "die hard" fans del grupo.

Os pongo situación: jovencitos zaragozanos de diferentes bandas ( Zumo de Vidrio, Proceso Entrópico, etc) se unen para crear Héroes del Silencio que después de tocar por diferentes garitos, envían una maqueta a Radio Zaragoza que emite su tema "Héroe de Leyenda" consiguiendo que corra el boca boca por la ciudad.  Después de quedar finalistas en varios concursos, consiguen grabar el EP "Héroe de Leyenda" producido por Gustavo Montesano de Olé Olé y con un sonido ochentero horroroso que no ha envejecido nada bien. La discográfica EMI les obliga a vender 5.000 copias o a la calle. Y ellos tras patearse media España venden 35.000 copias. Lo que les da acceso a grabar su primer disco "El Mar No Cesa" en 1988. Personalmente este disco me parece totalmente insulso.

Tras apariciones en innumerables programas televisivos se hacen muy populares. Impagable ver a Concha García Campoy presentándoles con un peinado "pelo punta" o sus actuaciones con coristas al más puro estilo Tele 5. Tras ello, consiguen grabar su álbum más popular "Senderos de Traición" con Manzanera de productor. Que les encumbrará como grupo ultra popular entre el público pero vilipendiado por la crítica musical española. Resulta evidente que al grupo siempre le ha molestado este tema. Y es de agradecer que se trate en el documental, junto a las críticas de prepotentes, pedantes e incluso maleducados con los periodistas que siempre les ha perseguido. Pero se obvia el controvertido tema de la "apropiación" de letras de diferentes poetas y autores por parte de Bunbury (Pedro Casariego, Benedetti, Neruda, etc...) o el uso y abuso de su pose mesiánica a lo Jim Morrison.

También me ha resultado muy interesante la trastienda de las negociaciones con la discográfica, las grabaciones en los ratos libres de otros grupos, su mini homenaje a su road crew (que diría Motorhead) y el momento en el que el grupo decide salir a Europa y su equipo no tenia muy claro como hacerlo.. Es genial oír al público alemán corear "Entre dos tierras" con su peculiar acento. Recordemos que han sido el grupo rockero más exportable que este país tuvo en los 90 (incluyendo tal vez a Killer Barbies en un sector más underground).

En cuanto a la grabación del "Espíritu del vino" para mí el disco con mejor sonido o el más afín a mis gustos, se pasa de puntillas por el tema de las drogas y parece que el guitarrista Alan Boguslavsky  contratado como guitarra rítmica pintaba más bien poco. Respecto a la grabación de "Avalancha" con Bob Ezrin (Alice Cooper, Kiss, Pink Floyd, etc....) no se prodigan mucho.

También hay un punto sentimental cuando se trata la perdida de su road manager. En cuanto al momento de la separación y su último concierto en Los Ángeles, esta bien tener el punto de vista de todos los miembros. Resulta extraño que cuando lo tenían todo en la mano para ser muy grandes, decidieran dejarlo. Me parece brutal la frase de Bumbury "Yo siempre quise ser grande en Japón y el día que nos visita una delegación japonesa nos separamos". 

Queda también reflejada la gira de 10 conciertos de "reunión y despedida" del 2007 y su último concierto en Cheste (Valencia). Personalmente desconocía los problemas en la mano del guitarrista Juan Valdivia.

En resumen debo decir que me parece un magnifico documental, bien rodado, alejándose del amarillismo, aunque tampoco ahonda en algunas cuestiones que entiendo pudieran molestar más a la banda. También me parece una fantástica presentación de Aragón y sus maravillosos paisajes, ya que por el documental transitan parajes como Benasque, Los Monegros, etc... , no en vano cuenta con producción del Gobierno de Aragón y algunas instituciones públicas más. Pero, no sé si por los límites de las plataformas, el documental se queda algo corto en cuanto duración, dejando bastantes preguntas en el aire.

Lo recomiendo encarecidamente a los fans del grupo. Pero no está nada mal para los no fans, ya sea como recuerdo adolescente (que levante la mano quien no haya cantado "Entre dos tierras" borracho en algún momento) o para haters voraces. Vosotros mismos decidir con que punto de vista queréis verlo.

X