Havok – V

Havok  acaba  de publicar el pasado día 1 de mayo su nuevo álbum "V" a través de Century Media. Como bien se refleja en el título, es el quinto disco de esta banda de Denver. 11 cañonazos de trash metal producidos por  Mark Lewis (Cannibal Corpse, The Black Dhlia Murder, Trivium) con portada de Eliran Kantor (Testament, Iced Earth, Hatebreed).

La actual formación de la banda es: David Sánchez: voz, guitarra, Pete Webber: batería, Reece Scruggs: guitarra, voz y Brandon Bruce: bajo, voz, siendo este último la novedad en el grupo.

Tras una breve intro, el disco comienza con "Post-Truth Era" con el característico sonido de la banda entre el trash clásico y los nuevos sonidos. Mientras “Fear Campaign” es puro trash old school, con esos coros y el cambio de tempo.

Los dos siguientes temas “Betrayed By Technology” y “Ritual Of The Mind” no son tan rápidas como las anteriores, pero no por ello menos contundentes. Con un muy buen sonido de bajo especialmente en Ritual.

En “Interface With The Infinite” me quedo con los punteos de guitarra y las voces dobladas.

Después del breve interludio de “Dab Tsog” comienza la canción elegida como primer single “Phantom Force” en la que la banda aprieta de nuevo el pedal del acelerador. De mis favoritas del disco

"Cosmetic Surgery" es otro tema rápido, con doble bombo y su bajo omnipresente. Seguimos con “Panpsychism” una canción con unas muy buenas guitarras, de las más originales de todo el disco. En cambio, “Merchants Of Death” es el tema más “easy listening” del álbum. ¿A que banda clásica te recuerdan esos punteos de guitarras?.

Como colofón, “Don’t Do It”, se inicia con un ritmo lento y atmosférico que se va endureciendo hasta finalizar con unas guitarras demoledoras. Me ha parecido un grandísimo tema, un poco diferente del resto del disco. Y que a pesar de su duración de más de 8 minutos, te deja con ganas de más.

Buena producción, con una batería demoledora, unos riffs más de correctos (especialmente en Panpsychism), un bajo muy presente y unos coros no demasiado excesivos que dan una mezcla entre el “nuevo” trash y los estándares más clásicos del género. Disco muy muy recomendable para cualquier amante del trash.

X