Dirty Honey estrenan video del nuevo corte “Won’t Take Me Alive”

Con letras del vocalista Marc LaBelle, la nueva canción de Dirty Honey, “Won't Take Me Alive”, traza una línea no negociable en la arena de integridad y autodeterminación por un lado, y consecuencias potencialmente nefastas por el otro. Líricamente, la inspiración se tomó de la valentía y el desafío que se encuentran hoy en el pueblo de Ucrania, así como de una conversación que LaBelle tuvo con un compañero de viaje que conoció mientras visitaba el Muro de Berlín. El caballero había crecido en la Alemania de la Guerra Fría, por lo que resonaba con aquellos obligados a vivir bajo un gobierno autocrático. Musicalmente, la canción es literalmente, un corte rockero que no toma prisioneros. 

Escrito y dirigido por George Gallardo Kattah, el vídeo se centra en Ava, una estudiante de una escuela privada a quien Helga, la directora de la escuela, le dice que tiene que cumplir con las reglas, usar el uniforme escolar, no perforarse la lengua, no escuchar la música rock. Pero Ava es desafiante; ella no se somete y, en cambio, continúa derribando los muros de conformidad que son importantes para establecer quién es y quién será por el resto de su vida. Encuentra consuelo en el dormitorio del ático, donde puede escuchar y reproducir la música que libera sus frustraciones. Lleva la cuenta en una pizarra de cada día que está en la escuela, otro día más en prisión. Y busca desesperadamente una salida, cualquier salida, que encuentra a medida que se desarrolla la historia. Esto es "Won't Take Me Alive".

“Esta canción me hizo sentir como un adolescente y nos divertimos mucho canalizando nuestras frustraciones de antaño al hacer este video”, dijo Gallardo. "Dar vida a Ava y Helga fue todo un proceso y lo más destacado de este año hasta el momento".